Sábado a la tarde en Nucha. Mucha gente. Muchas cosas ricas sobre la mesa donde Sandra y yo charlamos.

– ¿Y? ¿Seguís estando en Match?, le pregunto, mientras intento decidir entre un brownie y una tarteleta de frutilla.
– Estar, estoy. Pero me venció la suscripción y no volví a pagar. Estoy con tan pocas ganas, que no creo que valga la pena.
– Y… sí. Para entrar de vez en cuando, ¿para qué vas a pagar? A mí me pasa lo mismo.
– Claro, una cosa es cuando estás entusiasmada y lo usas todo el tiempo. Pero ahora estoy tan cansada de citas que no llevan a nada, que solo me encontraría con alguien si realmente me interesa.
– Por supuesto. Basta de citas “a ver qué pasa”.

– Entonces, como ahora no puedo contestar mensajes, lo que hice fue poner algo así como “me encontrás con mi usuario donde estamos todos”, como para que, si alguno le interesa mi perfil, sepa que me puede escribir o agregarme al MSN con mi nombre de usuario en Match + hotmail.
– ¿Y te escribieron?
– Algunos.
– ¿Algo interesante?
– No. Mirá el último, dice Sandra mientras abre su netbook.

Hola, te escribo porque vi tu perfil y me gustó.
Para ver el mío, buscame como Luigi.
De todos modos te cuento, soy profesional y trabajo en forma independiente. Estoy terminando el desagradable camino de la separación, tengo dos hijos y vivo en Belgrano. Una aclaración, en tu perfil de búsqueda pedís 42 a 52. Yo tengo 58, pero creeme, mi presencia te mostrará mucho menos y vas a sentirlo así…

– Después sigue con bla, bla, bla, me encantaría conocerte y todo eso.

– ¿Qué tienen algunos que creen que los demás envejecen, pero ellos no? Además de una falta total de autocrítica, por supuesto. En mi perfil dice muy claro que busco una relación estable con alguien de más o menos mi edad y me escribe éste.  Casi quince años mayor que yo, en medio del quilombo de la separación. Me imagino que, recién separado, piensa Living la vida loca, mientras habla pestes de su ex y jura que nadie lo vuelve a “cazar”.  Por eso te digo, menos mal que no pagué la suscripción.

– Totalmente.

Anuncios